Reconocimiento facial: una herramienta no tan infalible

Por: Marcela Torres
Coordinadora de Marketing y comunicaciones

Hemos visto cómo la evolución tecnológica ha traído grandes beneficios que nos facilitan la vida a todos, pero también polémicas muy sonadas en todo el mundo; este último es el caso del reconocimiento facial.

Existen países en donde, a pesar de las normas de restricción sobre el reconocimiento facial, finalmente se ha usado para solucionar crímenes o encontrar personas desaparecidas; sin embargo, a pesar de lo bueno que esto ha traído, también existe una gran preocupación por la seguridad de la información y la intimidad. 

Recordemos que esta tecnología está basada en la identificación biométrica, es decir, hace uso de las medidas corporales de cada persona creando patrones matemáticos únicos que posibilitan la labor de reconocimiento.

Sin embargo, muchas veces la complejidad del desarrollo tecnológico puede ser superado con facilidad encontrando su punto débil o incluso, puede ser engañada por casualidad.

En la actualidad, el software de reconocimiento facial hace énfasis en ciertas partes de los rostros para que estos sean identificados con rapidez, siendo justamente el punto de vulnerabilidad de dicha tecnología. 

Fortaleza convertida en debilidad:

Al ser estas zonas faciales tan importantes para que el software haga el reconocimiento, cualquier cambio o alteración, por mínima que esta sea, traerá serias complicaciones para el desempeño de reconocimiento en tiempo real.

Este descubrimiento es parte de una investigación realizada por la Universidad Ben-Gurion del Negev, ubicada en Israel. Para esto los investigadores hicieron uso de maquillaje tradicional, de aquel que se puede comprar en cualquier centro comercial o tienda de cosméticos 

Este método simple logró engañar a los algoritmos de reconocimiento facial, reduciendo su efectividad del 95% al 1% de las personas expuestas al software.

La investigación…

En los documentos de la investigación hecha por la Universidad Israelí, se explica que se realizaron mapas de calor para lograr identificar las zonas en las que el reconocimiento facial tiene mayor efectividad; posteriormente hicieron uso de una App de maquillaje digital para que ésta aplicara de la mejor manera el cosmético; luego de las pruebas, un maquillador profesional pasó a realizar el procedimiento en 20 voluntarios de la investigación.

De acuerdo al estudio, el maquillaje utilizado por los voluntarios fue lo más natural posible, como podría usarlo cualquier persona en un día común. A partir de esos parámetros, se realizó la medición de la capacidad de identificación del software en una situación real.

En dicha situación realista en la que se realizó el estudio del desempeño del software de reconocimiento facial, arrojó como resultado que en más del 98% de los casos los algoritmos no fueron capaces de identificar a los voluntarios.

El escenario utilizado para dicha prueba constaba de un pasillo, el cual tenía dos cámaras que transmitían las imágenes en directo a un identificador facial de última generación.

Primero probaron la capacidad del software en personas sin maquillaje, todo esto en tiempo real, logrando una efectividad del  50%. Posteriormente se realizó  la misma prueba con personal maquillado distribuido al azar, haciendo que la efectividad tuviera apenas un 34%, con resultados mínimamente aceptables.

Posteriormente se aplicó el maquillaje en zonas estratégicas de la cara que se habían discriminado con anterioridad, lo redujo de manera notable los resultados, llegando apenas a reconocer el 1%.

Estudios adelantados con anterioridad, han demostrado que estos sistemas de reconocimiento facial pueden ser engañados de manera digital, como la creación de caras maestras y otras investigaciones han demostrado. 

Fuente:

xataka.com

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

×

Powered by WhatsApp Chat

×